Gastos personales

Todos los ciudadanos que califican, según la ley, para hacer una proyección de sus gastos deben hacerla. Estos gastos serán examinados por las autoridades, para ver si de allí puede deducirse algo del impuesto sobre la renta. En ese sentido, la gente debe saber cómo y cuándo hacer la proyección, además del anexo durante el año.

Proyección de gastos personales

La proyección de gastos personales sri se realiza con el propósito de filtrar, sobre los ingresos, lo deducible sobre el impuesto. Esta deducción de gastos personales se les hace a las personas naturales, que laboran bajo dependencia. Es decir, los que devenguen un salario pagado por sus empleadores y que no generen sus propios ingresos.

Una vez al año, estos individuos pueden realizar esta proyección, basándose en los límites fijados por las autoridades. Eso sí, dichos gastos no tendrán ninguna validez a menos que sean sustentados por comprobantes. Estos deben estar a nombre del contribuyente, cónyuge, padres o hijos dependientes de quien realiza la proyección.

Ahora bien, cada rubro de gastos personales deducibles incluye cierta clase de trámites que es importante conocer. Por ejemplo, los de vivienda se relacionan con el pago de arriendos y servicios (electricidad, agua, gas) de un solo inmueble. De igual manera, abarca algún tipo de interés que estén pagando por préstamos hipotecarios, dados mediante instituciones autorizadas.

También incluye los impuestos prediales del inmueble que habitan, siempre que sea único y de su propiedad. Un segundo tipo de gastos que puede considerarse en la proyección es el de alimentación. En este punto, se toman en cuenta los egresos realizados al comprar alimentos que sean solamente para el consumo humano. Por lo tanto, se incluyen los alimentos que sean preparados.

Los gastos que hagan las personas en materia de salud también pueden anotarlos en sus proyecciones. Este aspecto abarcaría servicios prestados por clínicas, farmacias, laboratorios u hospitales. Además de los honorarios de los profesionales en la salud, los medicamentos e insumos médicos.

Los gastos en educación son otros de los considerados como deducibles del impuesto, cuando involucra la compra de textos. De igual manera se deducen si los contribuyentes cancelan matrículas de educación en cualquiera de los diferentes niveles.

¿Quiénes pueden presentarla?

Los individuos que deben presentar la proyección de gastos personales son los naturales que presenten ciertas normas. Estas se establecen en el Articulo 34 del Reglamento para la Aplicación de la LORTI. Según este Artículo, es posible deducir esos gastos sin IVA ni el ICE, también los de su conviviente o cónyuge.

De la misma forma, son deducibles los gastos de hijos menores que tengan alguna discapacidad y que no tengan ingresos. Es decir, que sean completamente dependientes de las personas contribuyentes que realizan la proyección de gastos personales. Esto es aplicable, siempre y cuando, no se les reembolse de alguna forma esos gastos.

Es por eso que los comprobantes o recibos de venta pueden estar registrados a nombre de estos hijos menores. Sin embargo, igualmente pudieran estar a nombre del cónyuge o conviviente del contribuyente.

¿Cómo y cuándo hacerla?

Para  que las personas puedan hacer su proyección de gastos, el Servicio de Rentas Internas (SRI) ha provisto un formulario. La manera de acceder a dicho formulario es mediante el ingreso la página de internet www.sri.gob.ec. En esa web verán un apartado donde se encuentra el formulario, el cual deben proceder a completar.

Luego deben presentárselo a sus empleadores, de los cuales sean dependientes, en el transcurso del mes de Enero. Si de alguna forma el contribuyente nota que su proyección es distinta a la entregada originalmente, tiene otro plazo. Podrá hacer entrega de este formulario en meses posteriores, entre el mes de Julio o Agosto.

De producirse algún aumento de salario o de sueldo, también pudieran presentarlo en uno de esos meses en el año. Gracias a ello, se puede tener un mejor control del monto de gastos personales proyectados.

Anexos de gastos personales

Los contribuyentes o personas naturales que sean dependientes de empleadores deben presentar su anexo o declaración de gastos personales. Esto lo harán si el año anterior procedieron a entregar la proyección de sus egresos. Si trabajan en empresas y dieron esta proyección, tienen que realizar ese mismo año la separación sobre esos gastos.

¿Quiénes deben presentarlo?

La presentación de los anexos de gastos deben hacerlo las personas naturales, las cuales tuvieron ingresos mayores a USD 11.270. Igualmente las que tuvieron gastos personales deducibles superiores a los USD 5.635 a través del año transcurrido. También las personas que calcularon sus gastos en menor cantidad a 5.635 y sus consumos fueron más de eso.

En esos casos, pueden pedir que por parte del SRI se les devuelva el impuesto en demasía que pagaron. La presentación de este anexo beneficiará incluso a quienes no presentaron el año pasado la proyección pero quieren la devolución del impuesto retenido. Claro, la cantidad a liberar dependerá de lo que se refleje en el anexo elaborado. Así que los que quieran obtener deducciones, y cancelar menos en impuestos sobre la renta, deben realizar dicho trámite.

¿Cómo y cuándo hacerlo?

El anexo de sri gastos personales debe presentarse considerando el noveno dígito del documento de identidad. A fin de que haya orden, se crea un cronograma especificando la fecha acorde al número correspondiente. Para llenarlo antes de que llegue ese día límite, se siguen estos pasos:

  1. Acceder al servicio del SRI en línea 
  2. Escoger la opción número 2, que aparece como “Anexo de gastos en línea” y hacer clic allí.
  3. En el caso de las personas que ya sean usuarios, deben acceder al link:
  4. Las personas que no se hayan registrado, tienen que averiguar los requisitos a llevar en la oficina del SRI. Para poder hacerlo, tienen que acceder y pulsar en este link: .
  5. Completar los campos que se indican concernientes al Registro de dependientes.
  6. Poseer todas las facturas electrónicas, o bien sea físicas, registradas a sus nombres. Estas no deben estar duplicadas para justificar los gastos que hicieron durante el año anterior.